Publicado el 11-07-2014

Noticias / Expertos creen que en 2015 se reiniciará la construcción de pisos

Tinsa señala que los precios se estabilizarán este año y que el 'stock' se acabará en 2017

La reactivación del sector de la construcción es, según el modelo productivo actual, fundamental para superar la crisis económica. Cuanto antes se reinicie la promoción de viviendas y de obras públicas, antes se generará empleo, se reducirá el paro, aumentará el consumo, la facturación de las empresas y habrá más contrataciones. La clave es conocer en qué fecha se podrá cambiar la tendencia y crecer de nuevo. Expertos de la tasadora inmobiliaria Tinsa, una de las compañías más conocidas en su segmento con presencia en 25 países, aseguran que se podría empezar a construir viviendas de nuevo el año que viene.

El motivo es que, según Tinsa, se podría acabar con el stock en el año 2017 y teniendo en cuenta que, en el mejor de los casos, se suele tardar unos dos años en edificar una nueva vivienda, los promotores tendrían que ponerse las pilas en 2015 para poder satisfacer la demanda existente dentro de dos años. Tinsa estima que el stock actual en España es de unas 400.000 viviendas y, al menos en Granada, "la demanda potencial es más que suficiente para absorber" el parque de viviendas vacías.

En el sector inmobiliario es difícil generalizar porque el comportamiento de unas zonas no tiene nada que ver con el de otras. En este sentido, en el caso de la provincia granadina el informe Costa Española 2014 elaborado por Tinsa apunta que la actividad promotora se ha reactivado "sólo puntualmente" por algunas actuaciones que se han adjudicado a entidades financieras y que tienen buena ubicación y expectativas de comercialización a buen precio. Es más, el estudio afirma que "no hay nuevas construcciones en la zona", más allá de alguna actuación puntual en los núcleos de Motril y Almuñécar, "vinculada a primera residencia estable".

El coordinador técnico de Andalucía Oriental de Tinsa, José Martín Navarro, confirma que "la promoción inmobiliaria sigue bajo mínimos" y que esas pocas promociones que se han reactivadas son las que están "en manos de la banca, que ha decidido concluirlas para minimizar las pérdidas".

Aunque la promoción continúe de capa caída, el estudio de la sociedad de tasación apunta que el mercado inmobiliario sí que "se está reactivando" respecto a periodos anteriores, principalmente por el "ajuste importante" de los precios. "Se observa que existe demanda y que la oferta está aceptando negociaciones sensibles de valores". Tanto que, desde máximos históricos, el precio de la vivienda en Almuñécar se ha reducido un 41,3%, mientras que el de Motril ha bajado un 42,7%. Según apunta Navarro, esa caída en picado de los precios se debe "a las ofertas agresivas que han puesto en marcha las entidades financieras en los últimos 18 meses, produciendo un aumento de las operaciones de compraventa.

Un aumento ligero, es cierto, pero el estudio reitera que hay "mejores sensaciones" por parte de la demanda. En particular, el mercado de viviendas de primera residencia ya ha comenzado a dar "signos positivos", aunque sigue siendo "escasa" debido a la precariedad del empleo, apunta el coordinador técnico de la Dirección Territorial Sur de Tinsa. En cuanto a la segunda residencia, sí que se ha visto más "animada" en los últimos meses gracias a las operaciones de los compradores extranjeros y a la demanda nacional. Con todo, las operaciones se encuentran todavía "muy lejos de niveles aceptables".

Tinsa refleja en su informe que hay factores positivos y negativos casi a partes iguales en el sector, lo que obliga a ser prudente sobre el futuro a corto y medio plazo de un segmento productivo que en esta provincia llegó a representar el 18% del PIB y que ahora no supera los dos dígitos.

Entre los positivos, Susana de la Riva, directora de marketing y comunicación de Tinsa, hace especial hincapié en la previsible mejora del mercado laboral, en la atracción de inversores por el aumento de la confianza y por el ajuste de precios llevado a cabo, y en la esperada consolidación del sector financiero, que podría traer consigo una nueva apertura del grifo de los créditos.

Esos aspectos motivarán, según estos expertos, que la compraventa de inmuebles crezca entre un 15 y un 25% este mismo año en el conjunto español y que los precios dejen de caer, estabilizándose en torno al cero o incluso con ligeros incrementos durante 2014. En Granada, por el momento, no se ha dado el caso. Según los datos del Ministerio de Fomento, en el primer trimestre del año se ha reducido el precio del metro cuadrado un 1,7%, una caída que se eleva al 6,5% si se comprara con los datos del primer trimestre de 2013. "Los precios siguen ajustándose", indica José Martín Navarro, que apunta que lo que sí se observa en las variaciones de los últimos tres trimestres es "una contención en las bajadas que induce a pensar que estamos muy cerca del fondo".

Tinsa reconoce que hay motivos para la cautela. Entre ellos, la bolsa de vivienda "difícil" de vender que existe, la precariedad del empleo -que complica la compra de un inmueble-, una demanda aún escasa y el posible afloramiento de la morosidad latente en los bancos, lo que podría frenar los créditos.


fuente: www.granadahoy.com

 

Enlaces de interés

Redes Sociales

Síguenos en :